Conciertos de villancicos navideños

Conciertos navideños en Escuelas primarias

Con los conciertos de villancicos navideños en los que participé, el espíritu de las fiestas decembrinas realmente se hizo presente en mi vida este año.

Además de eventos privados, como amenizaciones en aniversarios y bodas, también pude participar nuevamente en un concierto realizado por el coro de la UAM, campus Iztapala, en el cual se presentaron extractos del «Mesías» de Händel, algunos coros de ópera y el «Gloria» de Vivaldi.

También estuve en varios eventos navideños en iglesias de la Ciudad de México, entre otras cosas.

Conciertos navideños en escuelas

Así que como puedes ver, fueron una buena cantidad, los disfruté al máximo y cada uno tuvo su importancia y valía. Sin embargo, hubo dos en particular que me transmitieron algo especial, por lo cual quisiera compartirlos aquí.

Para ilustrarlo mejor, te comparto un video con algunos extractos de estos conciertos de navidad 🙂

El primero fue un concierto de villancicos en un colegio privado, en este evento tuve la fortuna de ser acompañado por una excelente oboísta y por el Maestro Nuñez al piano.

Educando con villancicos navideños

A petición de las autoridades del colegio, preparamos un formato especial: «Navidad en el Mundo».

Primero hicimos un pequeña introducción y platicamos un poco sobre la ‘tregua de Navidad’ que ocurrió en diciembre de 1914, y que consistió en que durante la primera guerra mundial, los bandos opuestos hicieron una tregua durante las fiestas navideñas y cantaron juntos un villancico francés, el «Minuit Chrétiens», el cual interpretamos.

Después, explicamos un poco sobre los primeros villancicos y canté algunos en su idioma original, lo divertido fue que al usar un gorro navideño que nombré el «gorro traductor», empezaba a interpretar los cantos en español, de tal forma que primero cantaba dos estrofas en su idioma original, luego me ponía el gorro y cantaba una más en español.

Esto ayudó mucho a retener la atención de los niños, aunque debo confesar que en general eran niños con mucho ánimo y muy atentos, pues estaban ya familiarizados con este tipo de música.

En un bloque posterior expusimos sobre ‘tradiciones navideñas en diferentes partes del mundo’ y acompañamos las historias cantando una serie de villancicos.

Finalmente, platicamos sobre las tradiciones en España y México, cantando villancicos de ambos países.

Realmente disfrutamos mucho todo el evento, pues los niños eran muy participativos y divertidos, de hecho, se unían a los cantos e inclusive aprendimos un villancico español para cantarlo todos juntos, «Fum, fum, fum».

Otros villancicos que cantamos a petición del jóven público fueron «Noche de paz», «Rodolfo el reno» y «Hoy es Navidad», el concierto terminó con mucho animo.

Narración de cuentos de navidad con villancicos

El segundo de éstos conciertos navideños fue en una escuela pública, aquí el formato fue bastante diferente. Durante la primera parte, nos conjuntamos con la Profesora Gachuz, quien narró un cuento navideño llamado : El Querubín.

Junto con ella, nosotros entrabamos en ciertas partes del cuento, cantando villancicos que previamente ya habíamos definido en conjunto.

Al final del cuento, la Profesora leyó un mensaje del Papa Francisco de unos cuantos párrafos que hacía alusión a que «La Navidad eres tú» y terminaba diciendo: «La música de Navidad eres tú, cuando conquistas la armonía dentro de ti». Y ahí entramos con «Les anges dans nos campagnes» en español, mejor conocida como: «Mensaje de Ángeles«.

A partir de ese momento, empezó nuestra participación de lleno, cantamos varios villancicos en español y aunque al principio fue un público un poco introvertido, logramos engancharlos y hasta los pusimos a cantar los coros de algunos de los villancicos.

De hecho, uno de ellos fue «Deck the Halls«-Adornemos nuestras casas-, como los niños nos dijeron que no se lo sabían, nos pusimos a enseñarles el corito famoso «fa-la-la-la-la, la-la, la, la» hasta que logramos cantarlo todos juntos.

Al final, tuvimos que cortar nuestra participación, pues estábamos al aire libre, amenazaba con llover y todavía había una lista de otros números en los que participarían los alumnos, entre ellos la pastorela escolar.

Sin embargo, a pesar de las peripecias del momento, todo fue muy divertido y parece que a los niños que al principio parecían sacados de onda por no estar familiarizados con el estilo de nuestra música, terminaron divirtiéndose y como se ve en el vídeo que comparto aquí, a más de uno le gusto.

La satisfacción de ver las sonrisas de los niños

Pues bien, como comenté al principio, me pareció que éstos dos eventos me transmitieron algo especial, el espíritu que todos deberíamos vivir en éstas fechas, esa cosa que es indescriptible e insuperable, eso que te llena el alma cuando la ves: La sonrisa y alegría de un niño.

Ambas experiencias dignas de contar y compartir.

¡Lleva esta experiencia navideña a tus niños!

Aprovecho para animarte a llevar estos conciertos a tu escuela.

Si eres padre de familia o maestro y quisieras que tus niños vivan una experiencia como esta, sólo llena este formulario y te enviaré una cotización:

[ninja_forms id=5]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *