Estudio de Ópera de la UAQ… ¡Una experiencia Única!

Estudio de Ópera de la UAQ 2016

Durante el mes de junio, participé en el Estudio de Ópera de la UAQ, y la verdad, fue una de las experiencias más grandes y gratificantes en las que he participado.

Todo empezó por la sugerencia de una buena amiga, que me instó a inscribirme a este seminario, me dijo que se veía muy completo; y así fue. Una vez aceptado como uno de los 36 alumnos activos, tuve que organizar muchas cosas y gracias a todo el apoyo que recibí de diferentes personas, familiares y amigos, me encaminé a la ciudad de Querétaro.

Al inicio, tuvimos un taller que duró dos días sobre el reconocimiento del rostro para saber el correcto uso del maquillaje en escena. En ese tiempo también pudimos conocer las instalaciones de la UAQ y los lugares donde se impartirían todos los talleres, clases y conferencias.

Durante esos días tuve la oportunidad de empezar a convivir y conocer a los demás compañeros que venían de muy diversas partes del país. Desde Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Nayarit, Guanajuato, Michoacán, Puebla, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, CDMX, entre otros (incluyendo a Querétaro, el estado cede). Esto enriqueció mucho la experiencia.

A partir del tercer día, las actividades se volvieron más intensas. Todos los días empezaban con clases de “Activación física para cantantes” y “Danza y presencia escénica para cantantes”, después teníamos las de canto con alguno de los excelentes maestros. En dichas clases, los maestros nos vocalizaban y nos daban muy buenos consejos técnicos, además checaban las piezas que llevamos preparadas para trabajar durante este Estudio de Ópera.

Ya por la tarde, después de la comida, teníamos una clase de diferentes temas relacionados, como son: Becas en el extranjero, Composición contemporánea, Música Barroca, entre otras. Posteriormente teníamos la última clase del día, que alternamos entre Teatro y Entrenamiento Auditivo para cantantes.

Excelentes Maestros

La soprano Gabriela Herrera, la mezzosoprano Elba María Flores, La soprano Alejandra Sandoval y el tenor Joaquín Ledesma, fueron los maestros de canto. Además de las clases diarias, cada uno de ellos dieron una Master Class  durante el transcurso del Estudio.

Maestros del Estudio de Ópera 2016

Además de todo lo anterior, tuvimos dos clases extensas que se relacionaban entre sí. Una de «Eutonía», que trató de cómo la armonía del tono muscular del cuerpo incide directamente en la voz hablada y cantada. La otra fue sobre la «Técnica Alexander», en la que estudiamos cómo reducir tensiones musculares innecesarias, así como a recuperar nuestros movimientos, posturas y respiración naturales. Como cantantes nos es muy útil porque nos ayuda a prevenir lesiones vocales, reducir los nervios en el escenario, entre otras cosas.

Cabe mencionar que en México, si mal no recuerdo, sólo hay 7 maestros certificados para enseñar esta técnica. Nuestra maestra, Louise Phelan, fue a quien Ramón Vargas contrató para enseñar la Técnica Alexander a los becados de Bellas Artes en la Ciudad de México. Ambas clases fueron extremadamente provechosas y gratificantes.

Los últimos tres días, además de todas las clases, tuvimos conciertos dentro de la Universidad, en los cuales participamos todos los alumnos, divididos en tres partes. En cada concierto cantaron 11 o 12 de nosotros. También tuvimos el concierto de gala que se llevó a cabo fuera de la Universidad, en el Teatro de la Ciudad, en el que cantaron algunos de los maestros y alumnos. De hecho, este último fue reportado por algunos medios de Querétaro.

Terminando esta etapa, que fue la más intensa, tuvimos talleres que duraron dos días cada uno sobre Producción, Gestión Cultural y Actuación para cantantes. Dichos talleres fueron impartidos por miembros de la Compañía Escenia Ensamble.

Una Experiencia única

Así que realmente fue un seminario intensivo. Estoy muy agradecido con los organizadores Ópera Jóven UAQ por darme esta gran oportunidad.

Aprendí muchísimo, tanto que aún no logro digerir todo. Pero lo que realmente hizo que este Estudio de Ópera de la UAQ fuera una Experiencia Única, no sólo fue todo lo que aprendí, sino los grandes seres humanos que conocí. Fueron muchos momentos y situaciones que pasamos juntos, a veces pesados, otros divertidos, pero todos buenos. Como una de las organizadoras, ahora una nueva amiga, dijo: Llegamos como cantantes y regresamos como grandes amigos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *